domingo, 17 de julio de 2011

9,10,11

Me molestan los diputados de la oposición, que cuando fueron gobierno hicieron todo lo contrario a lo que ahora piensan que debería hacerse. Me molesta que el "periodismo independiente" no nos recuerde eso antes de cada una de las cientos de miles de páginas que les dedica a esos mismos diputados. También, que el "periodismo independiente" celebre las derrotas argentinas y pase por alto las victorias. Y me molesta, mucho, toda esa gente que no es capaz de ver que no existe ninguna independencia, ninguna objetividad, nadie con más poder que un medio capaz de crear y organizar aquello que pueda incluirse en "sentido común", "la gente", "el vecino". Me molesta que se pisotee el prestigio de Madres y Abuelas, que digan que "el escándalo Shocklender no para de crecer" cuando son ellos los que crean los escándalos. Que se mofen en la cara de todos nosotros con los resultados negativos del ADN de los hijos de Noble, después de diez años de continuas chicanas, amparos, trabas y recursos para que no se supiera esa verdad que ahora publican como si todo el tiempo hubieran estado tan seguros de que no había ningún delito.
Me molesta el tipo que votó a Macri. No el tipo de derecha que piensa que los inmigrantes están descontrolados y que está bien que todo sea privatizado otra vez. A ése le respeto tener ideología. Los que me molestan son los otros, los que creen no tener ideología y eligen su voto sobre la base de la ignorancia, o la hipocresía. Me molestan mucho los católicos que van a misa a escuchar un sermón sobre los pobres, el amor y la igualdad, y a la tarde votan a un tipo que gobierna en contra de esos valores. Me molestan muchísimo los que no tienen la información suficiente para votar porque se informan con el supuesto "periodismo independiente" que nunca les dirá de los negociados, los errores, el vaciamento, el despilfarro, porque su independencia fue comprada con esos negociados, con esos errores, con ese despilfarro. Me molesta andar por la calle pensando que la mitad de la gente es de derecha o es ignorante; y, si no es ninguna de las dos cosas, por lo menos se toma el voto a la ligera y nos condena a todos a vivir bajo el gobierno de su liviandad, de su falta de interés, de su poco compromiso con lo único que podemos construir entre todos.
También me molestan los que hablan al pedo, los que critican desde la negación absoluta, los que no son capaces de mover un dedo fuera del teclado de sus computadoras. Me molesta mucho los pendejos de twitter que se pasan la tarde haciéndose los inteligentes. Me molesta muchísimo que no hagan el esfuerzo para algo más importante, por lo menos para leer un libro, uno, de vez en cuando. Me molestan las personas que creen que por leer un libro van a ser más inteligentes. Me molestan los tipos como yo, que se la pasan molestos con todo el mundo, subidos a un caballo que no corre ninguna de las carreras que valen en esta sociedad echada a perder por tanto imbécil.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena crítica y autocrítica.
Mara Patagónica

Marina dijo...

Qué pasó Enzoooooo!, un día de furia????????
Valdrá la pena?, lo positivo sigue siendo dar lo mejor de uno, siempre algo queda...

Anónimo dijo...

aburrrido

Vikka dijo...

Si esto fuera Facebook te pondría un Me Gusta. Si fuera Twitter un #FF. Pero es tu blog, y te leo. No paremos de contar. 12, 13 y 14 si hace falta...