miércoles, 29 de septiembre de 2010

Las malas palabras

Una señora de 80 años cuyos hijos fueron torturados y asesinados por militares que todavía siguen en libertad, es una señora violenta porque dice "hijos de puta" o "carajo" en su discurso.
Y se la acusa de anti-democrática porque habla de tomar por asalto la Corte Suprema.
Eso dicen los diarios que en 1976 apoyaron el golpe de Estado.

4 comentarios:

Ariel H. dijo...

Resumido, corto y al pie.
Clarísimo y preciso.
Tenés un nuevo lector :)

Cesar Pado dijo...

Perdes seriedad defendiendo lo indefendible Maqueira

Enzo Maqueira dijo...

"Cesar Pado" (lo tuyo sí que mucho más serio...), perdería seriedad si fuera igual de hipócrita que toda esa mayoría que se escandaliza con Bonafini y, medio minuto después, dice que hay que matar a todos los negros, que estábamos mejor con los milicos o que los bolivianos son todos mugrientos.

Cesar Pado dijo...

Esas afirmaciones pueden ser comparadas a nivel grado de estupidez con la de Bonafini.
Lamentablemente la politica de este pais da para todo. Incluso para que vos defiendas un mensaje temerario y poco feliz que da una desquiciada ante miles de personas "alquiladas".
Sigan alimentando la disputa entre habitantes.
Las urnas van a callarlos, al menos que se les ocurra armar algun proyecto de ley que prohiba votar en contra de los k.
Y Cesar Pado es mi nombre, no se cual es el problema con eso