miércoles, 11 de agosto de 2010

Perder

Tirando papeles descubrí que alguna vez supe tocar preludios de Bach en el piano, podía citar cuatro fragmentos de obras escritas por autores de la escuela de Frankfurt, tocaba la escala de re menor en bandoneón, conocía el nombre científico de un guanaco, me resultaba por completo familiar la hipótesis central de Marshall Mc Luhan y era capaz de saber la diferencia entre el modo jónico, el modo lidio y el modo eólico. Tuve que deshacerme de algunas cosas para descubrir que todo estaba perdido desde mucho tiempo atrás, desde que todo se convirtió en cine, sexo y literatura.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo es verdad!

Anónimo dijo...

SOMEONE LIKES THIS o qué bien estás. Comparto

Anónimo dijo...

¡Qué lástima!Pero todo no se puede...
Mara Patagónica

Maestruli dijo...

Yo supe tocar un concierto de Beethoven y programar en la computadora durante horas sin perder el entusiasmo. Al menos a vos te queda el cine y la literatura. Yo ultimamente me quedé solo con el sexo.