miércoles, 14 de abril de 2010

Un invento

Una espuma que se echa en la cara. Al pasarle un peine húmedo, crecen barba y bigotes. Entonces uno puede calzarse la remera del Che y sumarse a alguna columna de manifestantes. O puede ir al Bafici. O a un recital de covers de Silvio Rodriguez, a puro mate, en plaza Francia.

3 comentarios:

Pandita dijo...

La solución consumista al problema
del lampiño y comunista.

protohumano dijo...

sos maldito eh!!! jajaja... aunque no deja de ser cierto...

Maestruli dijo...

O hacerse inmolar un viernes en un mercado de Israel lleno de judíos.