miércoles, 10 de febrero de 2010

Éxtasis

Escribo mientras escucho The Album Leaf, pocas horas después de conocer el sexteto de Mariano Sívori, a dos metros y medio de mis discos de Radiohead y de Astor Piazzolla, ése que ocupa varios espacios de mi casa, casi tantos como Eduardo Rovira o Dino Saluzzi. Y escribo para dejar constancia o testamento musical, porque Mariano Sívori y sus músicos (entre ellos, otra vez, el Pipi Piazzolla), anoche, en Thelonius, me dejaron con la boca abierta y pinchazos de aguja helada en la nuca, y después los pinchazos se hicieron cristal, se derritieron a lo largo de la mesa, cayeron en forma de gotitas de música o de lágrimas, la boca abierta de par en par. Escribo porque no debe existir en mi vida otra manifestación del arte que logre hacerme llorar con tanta felicidad, y porque la literatura la juzgo demasiado para que las lágrimas sean auténticas; y de mis lágrimas audiovisuales me averguenzo cada vez que recuerdo haber llorado por "Elf", una comedia de navidad para chicos de 12 años (el hombre duende con Santa Claus, volando en el trineo gracias a los villancicos de un grupo de personas que recuperan su espíritu navideño en el Central Park). Escribo, al fin y al cabo, para dejarme constancia de que muy de vez en cuando encuentro algo nuevo que me hace quedar así, como si no hiciera falta más nada en el mundo, ni tampoco existiera otra cosa más que oídos, cerebro, piel erizada, agua que se abre paso en los ojos en forma de notas, y van a morir al río de notas que viajan a través del purgatorio de las cosas que sí se pueden tocar.

3 comentarios:

Carlos Mejía dijo...

que tal...
Enzo...
dejame contarte que soy uno de los chicos de El Salvador, de la universidad que visitaste, te admiro un montón, será porque consumo a Cortázar en forma de vicio?...en verdad no lo sé..
aprovechando quisiera que visitarás el blog que recién acabo de crear...
las opiniones terceras son muy importantes para mí ahora que empiezo a madurar en cierta forma...
gracias...un abrazo.

el enlace:

http://deformacionesydementes.blogspot.com/

(por cierto, casualmente el diseño es igual al tuyo, lo notarás de golpe)

Enzo Maqueira dijo...

Carlos, gracias por pasarte. Y también por confesar el vicio. Estuve dando vueltas por tu blog y me gustó mucho. Sí se parece a mi diseño. Es evidente que los cronopios tenemos un gusto similar por los fondos negros.
Me gustaron mucho tus textos. Y es bueno que notes que estás madurando "en cierta forma". ¡Que sea con forma de noema, clémisos e hidromurias! Abrazo.

Maestruli dijo...

Vaya, casi me da envidia que tengas la capacidad de sentir algo apasionado. Yo siente que la estoy perdiendo irremediablemente. No tengo un buen día tampoco.