jueves, 21 de enero de 2010

Intermezzo

Del lado de allá, la costa atlántica, la gira de una banda de ska, el mar, la playa y los supermercados atiborrados de gente. Del lado de acá, el calor de Buenos Aires con su olor a pavimento reseco de perro. En el medio, un tipo que va y viene, la cabeza dividida en dos, la corporización de una realidad intrínseca a la mayor parte de los seres vivos: no poder decidir qué camino tomar, ni si debe seguir viviendo.

2 comentarios:

stamp dijo...

¡sí, sí! ¡que viva! la estrella de rock es un mito lindo pero pelotudo.

Maestruli dijo...

¿Muchos excesos en la gira por la costa?