lunes, 21 de diciembre de 2009

Oniromancia

El mosquito le zumbó en el oído y el tipo se despertó.
Notó que había soñado que volaba en el pueblito de sus abuelos, con una pala en una mano, de esas que usan para juntar la basura.
La pala adelante de la cabeza lo llevaba por las calles del pueblito, un poco tracción a pala de basura, otro poco empujado por el viento.
Y el tipo zumbaba de día, bajo un sol de extremo sur; al fondo, el árbol de los damascos del patio de casa.

No hay comentarios: