sábado, 31 de octubre de 2009

Halloween

Lo que de verdad da miedo es descubrir que las profesoras de inglés tuvieron éxito en esto de enchufarnos el Halloween in situ, mientras en los cines y en la televisión íbamos viendo de qué se trataba.
Hace tiempo se tendría que haber prohibido aprender inglés antes de los 18 años. Así uno se hubiera ahorrado el disgusto de ver tanto adolescente disfrazado de pelotudo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y todo lo que se vende?Mirá que gastan en pintarse...
Tené compasión!

Anónimo dijo...

jaja