viernes, 16 de octubre de 2009

Gracias, Diego

Porque ver a los periodistas indignarse de tus guarangadas, tu falta de educación y tu escaso valor como profesional, no hace más que corroborar que, en el fondo, lo que les molesta tanto es verse frente al espejo.

No hay comentarios: