jueves, 3 de septiembre de 2009

Este domingo, sólo la Última

Se despide "Primera y última", por lo menos hasta nuevo aviso. Los que todavía no hayan venido tienen la oportunidad de acercarse a este episodio final de una obra construida sobre la marcha, en vivo, sin guión, escenografía, ni luces; una obra que depende exclusivamente de la imaginación de sus actores y de la capacidad que tengan para utilizar la improvisación como un recurso dramatúrgico.
Cada una de las funciones -que empezaron en abril como espectáculo, pero que "acontecen" desde mediados del año pasado- es única e irrepetible. Lo que sucede cada domingo nunca más vuelve a tomar forma. Como en los sueños, muere una vez que es absorbido por quien está destinado a ser espectador.
A las 21 horas, en Ayacucho 318.

No hay comentarios: