sábado, 8 de agosto de 2009

El capitalismo funciona, muchachos

Hace unas semanas cambié la alfombra de mi habitación. Llevo cinco años viviendo en este departamento. En ese tiempo, a la alfombra la pisé, le tiré cerveza, la vomité, la llené de pelos; la sembré de cadáveres de uñas, arañas y mosquitos; la unté con salsa de tomate; me la enredé entre los pies y le fui sacando hilitos de alfombra gris, descascarándola lenta pero cotidianamente en lonjas de cartón reseco. Y la alfombra estaba cuando me mudé, de modo que no puedo aventurar cuántas habrán sido las plagas que le cayeron encima.
Compré el piso flotante con un aumento que me dieron en el trabajo, más algunos ahorros y el pago por un trabajo que me debían desde hace tiempo.
Así que hoy a la mañana, a las seis en punto, la señora que una vez por semana limpia en mi casa la vino a buscar. La ayudé a bajar los tres rollos quebradizos que habían quedado después de que los colocadores del piso la arrancaran en orgiástica danza de polvo en el aire. Los bajamos juntos por las escaleras (ella, chiquitia y rebosante; yo, con los pelos revueltos de una noche larga), alzando los rollos, empujándolos, pateándolos hasta que logramos que entraran en un flete que ella había contratado.
Sonreía cuando se fue, montada a caballo del rollo más grande de alfombra gris.
Me dieron el aumento y me rebasó el vaso. Mi vaso colmado en la pirámide con la que sueñan los gurúes del capitalismo, escupió esa alfombra decrépita que una inmigrante llevo para tapar el suelo de la pieza en donde vive.
Es lindo ver que el sistema funciona.

6 comentarios:

Abril dijo...

He llegado aqui por casualidad, y menuda sorpresa me he llevado al ver que eres el autor de un libro sobre putas del que no tenia ni idea de su existencia, pero descuida... lo leere...
Soy deboradora de libros desde pequeña, me encanta leer...
De escribir no tengo ni idea... pero tenia una historia que contar y hace unos meses abri un blog y empece a hacerlo, descubriendo que me fascina...
El tema es el mismo que el de tu libro, pero es autobiografico, pues todo lo que cuento es lo que pasó...
Quizas te parezca muy osada si te pidiera que te dieses una vuelta por mi blog, lo leyeras, y me dieras tu opinión...
Muchas gracias y hasta pronto...
Esperare noticias....

Anónimo dijo...

Yo no lloro(la Madre Naturaleza me lo denegó)pero hoy,casi...casi se me cayeron algunas lágrimas.
Mara Patagónica

Andresen dijo...

No se si es el capitalismo, o que simplemente en el mundo NADA se pierde ni se desperdicia

Anónimo dijo...

Muy pero muy bueno! Algo muy similar me sucedió días atras. Saludos.

protohumano dijo...

TEEEERRRIBLE, ENZO, TERRIBLE...

MR BLOG. dijo...

Maqueira ¿contarías el orígen de tu apellido?, no quiero ser pájaro de mal agüero pero, cuida tu dinero, pues cada vez que nos dan un aumento es para licuarlo cuál Jack el destripador, en todo caso, que bueno que lograste una alfombra, que la disfrutes.

Y sobre el Capitalismo y demás corrientes...déjame decirte que todas funcionan, lo que falla son los hombres que las llevan a cabo.