jueves, 14 de mayo de 2009

Así se llevaron a Haroldo Conti

Porque Mascaró, el cazador americano la leí en Cuba, en una habitación de La Habana, muerto de hambre en esas noches donde no encontraba nada para comer.
Porque ese libro es siempre un buen recuerdo.
Y porque la desaparición de Haroldo Conti - como la de todos los otros - es una de esas historias que me provocan una verdadera - anacrónica - tristeza .
Por esos motivos me gustó esta nota de Página/12:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-124890-2009-05-14.html

No hay comentarios: