miércoles, 4 de marzo de 2009

La procesión

“Hasta mañana”, dijo el hombre a su mujer, que ya dormía.
Suspiró y apagó la luz del velador.
Se tapó con las sábanas hasta la cabeza, se abrazó a sí mismo, acomodó el cuerpo en el lado opuesto de la cama.
Mantuvo los ojos abiertos, mirando un punto fijo en la oscuridad.
Inició una vez más el mismo encadenamiento de recuerdos.
Pensaba en ella, claro.
Y así esperó el final de la noche.

7 comentarios:

Maestruli dijo...

Creo que no digo nada original. Supongo que esa "ella" en la que piensa el hombre no es la mujer que tiene en la otra punta de la cama.

¿Quién es? Yo soy curioso y quiero saber

Anónimo dijo...

Muy bueno, morí de angustia y no puedo decir más.

Max.

Anónimo dijo...

Ella tenía los ojos cerrados pero pensaba...
Suspiró bajito,los ojos se llenaron de lágrimas.
Y pensando en ÉL se durmió.

Anónimo dijo...

¿Cuántos años de casados tenían?

MR BLOG. dijo...

Anónimo, ÉL...¿ES dIOS?...JAJAJA, (siempre las mujeres y sus venganzas), tranqui, es solo un escrito.

Enzo Maqueira dijo...

Maestruli, no sea chismoso. Esto no es un programa de la tarde.
Max, no se muera de angustia, que la angustia siempre genera ganas de crear.
Anónimo, vaya uno a saber si están casados o no. Y con respecto al otro Anónimo, concuerdo con Mr. Blog: siempre las mujeres y sus venganzas... Pero, sobre todas las cosas, no olviden que "ES SÓLO UN ESCRITO".

Anónimo dijo...

Un escrito...un escrito...
¿De dónde habrá sacado la idea señor Enzo?
Mara Patagónica