domingo, 22 de marzo de 2009

Felicidad, depresión

La vida no es un sube y baja, ni tampoco un "subibaja". La vida es la plaza entera, las palomas alrededor del pochoclo, el nene que se golpea la frente en el tobogán, el vendedor de algodón dulce y manzanas acarameladas, la mesa de jubilados jugando al ajedrez, la caca de perro, las hormigas haciendo su historia a ras del suelo. La vida es todo eso y la calesita que - meta dar vueltas - está siempre en el mismo lugar. Y también la sortija que no se agarra jamás; y que si se agarra no sirve para otra cosa que para dar otra vuelta gratis.

4 comentarios:

Maestruli dijo...

Linda imagen. Al final la vida es una rueda, o una calesita.

Aunque lo que más me gusta es la hamaca, volar más alto, más alto, más alto... hasta dar la vuelta por arriba.

Claudia dijo...

ni sube ni baja...pero la calesita si me gusta, porque es mejor ver la caca de perro desde la calesita que pisarla y putear todo el dia por que por más uqe te laves el zapato la mierda aunque se desparrame en el suelo desde arriba se huele se presiente y se detesta

Enzo Maqueira dijo...

O la vida es un carnaval, como decía Doña ¡Azúcar!
Claudia, qué escatolótico tu comentario. Igual, alegrate que, según dicen, trae suerte.

Claudia dijo...

jajajaja la caca de perro la puse usted yo solo me serví de sus imágenes jajajaja tal vez tengas razón de todos modos...después de todo es la mirada la escatológica porque mierda mierda hay en todos lados jajajajajja