jueves, 8 de enero de 2009

Plumita decide morir

Una tarde, así nomás, una paloma pasó volando por encima de la ciudad. Y una plumita de la paloma, sin previo aviso, se le soltó y se tiró de punta al asfalto.
La paloma nunca supo del suicidio de su plumita. Pero la extraña cuando vuela por encima de la ciudad (y la ve de lejos, tirada sobre el asfalto).

(cursi, sí, pero sinceramente triste)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué buena vista tiene esa paloma!

protohumano dijo...

dame un poco de tu dulzura chabón... cómo hacés? te odio... jaja

Anónimo dijo...

Sos multifasético!Parecés tan simple como complicado.Qué personalidad admirable!!!!!!!

Anónimo dijo...

Me gustó mucho!Me imagino una lágrima cayendo...para aterrizar justo,justo al lado de la plumita.
Mara Patagónica

Enzo Maqueira dijo...

1) La paloma tiene buena vista.
2) Protohumano, no te puedo dar "un poco de mi dulzura". Quedaríamos los dos algo homosexuales...
3) "Multifasético" va con "c". Gracias por el elogio, pero tengo una personalidad penosamente múltiple. Lo admirable es que todavía no me haya pegado un tiro.
4) Las lágrimas cayeron todas. Y sí, aterrizaron encima de la plumita.

MR BLOG. dijo...

Que es eso de pegarse tiros Enzo, disfrute, disfrute, hasta de las penas disfrute, ¿y si no hay mujeres en la muerte?, noooooooooo, seguì vivo.

Anónimo dijo...

*