viernes, 12 de diciembre de 2008

Se busca conclusión (el ganador se lleva un libro de regalo)

Todos los idiomas tienen algunas frases típicas, la mayoría de ellas bastante pelotudas. Los franceses dicen "Oh, la la". Los brasileños se ocuparon sabiamente de difundir aquello de que tienen todo lo "mais grande do mundo". A los italianos uno los recuerda por sus insultos "Stronzo" y "Mascalzone"; aunque no deja de ser más popular el tan ochentoso "Eco!" cuando quieren decir "Así es". Los chilenos son los dueños del "Al tiro nomás" y también del "po" que meten al final de las frases. A los mexicanos, la historia les endilgó un "mano" o "manito" que nadie jamás escuchó personalmente (mientras tanto, el "¿qué onda güey?" va ganando adeptos). De Cuba se conoce su "Oye, chico". Y los argentinos somos los dueños del "Che" y también del "boludo" (o de su combinación más hiperbólica: "Che, boludo").
Me pregunto por qué estos datos tan curiosos, no sirven para ninguna conclusión que valga la pena.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

La única conclusión que hay...es que a veces se le va un poco el juicio!
Lástima,porque cuando quiere,escribe con mucha emoción.
Bicho Raro

Maestruli dijo...

Te olvidaste del recientemente adquirido "nada" que se popularizó por estas tierras, y que se te pega como chicle al pelo. Porque en realidad no hay "nada" que decir.

(¿esa es una buena conclusión?)

"medisa"

Enzo Maqueira dijo...

La conclusión es que no hay conclusión. Aunque, si lo miramos con optimismo, esto puede ser un problema sin solución al estilo del "Teorema de Pitágoras". Doblo la apuesta: hay un libro de regalo a quien resuelva el enigma.

protohumano dijo...

che, boludo... tipo que nada. ja! Todo pais tiene su forma de promoción y de búsqueda de perosnalidad. El lenguaje es el más viejo metodo de crear, y con los modismos y frases pelotudas, un pais se diferencia de otro (pues no es lo mismo un modismo español que uno cubano, o argentino, a pesar de que todos hablen el querido español, o castellano)Y esto solo sirve como una forma primitiva de promoción. Así es que estas frases hechas no solo sirven para dar una personalidad particular a cada pais sino también para promocionarse entre sí.
Hay un bar en el paseo la plaza que se llama Oye, Chico... alguno duda de que es un bar con tematica Cubana? Vieron? es pura promoción.

(quiero mi libro, y que sea el que vos hiciste sobre Cortazar jaja... el de las putas ya lo tengo)

Maestruli dijo...

Te comento, Enzo, que el teorema de Pitágoras tiene una demostración y no representa ningún misterio.

Problemas sin solución hay unos cuantos en matemática, como la hipótesis de Riemann, sobre la que trabajo (si alguien encuentra una demostración, se lleva un millón de dólares)

"tionic"

Loulou dijo...

Gracias Ale! Tenía la sensación de que el teorema de Pitágoras tenía una solución y yo la sabía.Me siento mejor ahora.Significa que no la supe en otra vida sino en ésta, aunque en realidad no importa: el teorema sigue tan borroso como si nunca lo huberia sabido.

Enzo Maqueira dijo...

Bueno, bueno, bueno... nos vamos sacando las caretas... Quedó en evidencia que lo mío no es la matemática. Y que "Maestruli" es, en realidad, "Ale". El premio, por supuesto, es para el único que ensayó una conclusión: Protohumano. Aunque todos tienen un cero porque no se dieron cuenta de que puse "todos los idiomas" y después no hablé de idiomas solamente, sino de "regionalismos".
En fin. Somos todos unos brutos.

Max Dicásolo. dijo...

Bueno Enzo, todos somos brutos para algo en la vida, lo importante es que yo ya tengo tu libro y que este es excelente, e insisto, el final de los camioneros sigue dándome entre asco y sorpresa, no me esperaba esa frase final, me pareció impactante, muy bien pensado, como todo el libro.

Max Dicásolo. dijo...

Ahora tenés censura Enzo...(lo que te habrán escrito para que un irreverente como vos ponga censura).jajaja.

Ah, y en México también se dice: "que pedo güey"...que es lo mismo que: que onda.

Enzo Maqueira dijo...

¿Qué censura, Max?
Con respecto a los camioneros... no sos el único que se impresionó. Es el relato más comentado del libro. Y me resulta muy extraño, porque no le tenía fe. Insisto: soy medio bruto.

MR BLOG. dijo...

cENSURA, ME EQUIVOQUÉ, HABLABA DE MODERACIÓN.