domingo, 15 de junio de 2008

El evangelio según Doña Ramona

Tal cual sucede en la naturaleza con ciertas arañas, serpientes y demás alimañas, las personas "de color" ostentan una tonalidad diferente a la normal para advertir acerca del peligro que representan. El amarillo, el verde aceituna y el negro indican una amenaza directamente proporcional a su lejanía del blanco.
Así, la siempre sabia naturaleza mantiene alerta al hombre, que se defiende.

No hay comentarios: