lunes, 3 de diciembre de 2007

Viaje al pasado

Una tarde fue la primera y otra puede ser la última. Y entre el principio y el fin de las cosas (no importa de qué, aunque suelen ser las personas y los vínculos que entablamos con ellas los que marcan los límites de una existencia) se desenrolla una cortina de sucesos destinados a transformarse en apenas un mosaico de algunos, vagos, recuerdos. Comienzo y final quedan escritos; pero del proceso que nace y termina con las fechas marcadas en un calendario, apenas si permanece un gesto, una melodía, el olor de un perfume que nos coloca otra vez en ese tiempo ya para siempre perdido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dejese de joder y cambie los amortiguadores del auto que hay inflación mr...

Deje las reflexiones para una borrachera en algun tugurio de Buenos Aires (alguno de la calle Gascón al 1000)

Van

www.fotolog.net/van2006